logo

Acto en el Ayuntamiento de Madrid

El pasado 19 de mayo fui elegida para hablar en nombre de los funcionarios jubilados del Ayuntamiento de Madrid, en un acto que la alcaldesa, Manuela Carmena, ha recuperado, y que constituye un bonito homenaje para aquellos que han entregado su vida profesional a la función pública y al servicio de los madrileños. Os dejo el texto entero –no demasiado largo- de mi intervención.

“En primer lugar, quiero agradecer a nuestra Alcaldesa, Manuela Carmena, que haya organizado este acto, importante para los que hemos pasado buena parte de nuestra vida al servicio de esta ciudad y sus habitantes.

Hoy estamos aquí, porque se ha cerrado una etapa de nuestra vida, la profesional remunerada, porque profesionales seremos toda nuestra vida.

Muchos como yo, estamos aquí desde principios de los ochenta,    en una institución donde hemos desarrollado nuestra  vida laboral, en mi caso, al ser médico, siempre estuvo vinculada al área de salud.

Que años aquellos!!  con toda nuestra vitalidad y ganas de transformar las cosas, creamos los CPS, centros de promoción de la salud en Navas de Tolosa, muchos lo recordareis, después esto sirvió para dar forma al actual sistema de salud nacional, así como nuestro Samur

Otros habréis trabajado en urbanismo, hacienda, medio ambiente en los cuerpos de seguridad , en el cuerpo d e Bomberos …etc ó  mucho más cerca del ciudadano en los distritos. Sii, Y Hemos visto transformarse los distritos, crecer la ciudad, cambiar

Cada uno de nosotros, unos como administrativo, otros como  directivos, ó  personal de oficios ó técnicos,  seguro que hemos puesto nuestro granito de arena para hacer de Madrid una ciudad abierta, cosmopolita, multirracial y adecuada a los tiempos.

A lo largo de todos estos años nuestro trabajo en los diferentes ámbitos ha consistido a  tratar de mejorar la vida de los ciudadanos. Era nuestra vocación, nuestra misión.
Esta casa que hoy nos acoge ha sido  para unos 20años,  25, 30,35 y hasta 40 años, dedicando  la mitad de nuestra vida, a este Ayuntamiento   Y quisiera deciros que  nos sentimos muy orgullosos de haber sido actores de esta gran transformación de nuestra ciudad para nuestros madrileños.
Esta casa tambien  nos ha  visto pasar de jóvenes ilusionados a profesionales capacitados, también nos ha visto ser madres y padres,  sacar adelante  a nuestros hijo, llegar a  la madurez, y ahora vivir nuestra jubilación en este acto

A mí, como a mis compañeros el Ayuntamiento nos ha servido para desarrollar el espíritu de servicio público, que algunos llevamos muy arraigado.

Pero en este momento también es hora de agradecer a esta institución que nos haya proporcionado  las herramientas y los medios para poder desempeñar mejor nuestro trabajo. También para permitirnos poner en marcha iniciativas y proyectos, por pequeños que hayan sido que han producido mejoras en el servicio que préstamos.

Además hemos visto llegar la cultura a cualquier rincón de nuestros barrios, así como los centros  deportivos,  la  transformación de nuestras oficinas de Atención la ciudadano   Un ejemplo que siguieron muchas instancias nacionales, así como los servicios sociales  descentralizados. Ni que decir la transformación que hemos visto en nuestros transportes públicos, en donde nuestros metro y autobuses llega a cualquier rincón de nuestros madrileños     Siiiii , Siiiii, nos sentimos orgullosos d e haber sido actores de este cambio y participar con la ilusión y la entrega que todos hemos mostrado.

Con nuestra jubilación, parece que terminamos una época, pero no es del todo cierto. Muchos seguiremos colaborando como voluntarios en asociaciones y ONG -si el cuidado de nuestros nietos nos deja algo de tiempo, claro-, porque no entendemos otra forma de vida que la de prestar servicio a nuestra sociedad.

En nombre de los funcionarios del Ayuntamiento de Madrid que nos jubilamos, quiero agradecer a nuestra Alcaldesa que haya sabido entender la importancia que para un trabajador público tiene que se le haga un reconocimiento después de haber entregado los “casi” mejores años de su vida a la función pública. Y digo “casi” porque ella sabe, como nosotros, que algunas de las mejores cosas de nuestra vida están aún por llegar.

No me quiero extender mucho. Me gustaría terminar insistiendo en lo que dije antes:

Nuestra experiencia puede ser aprovechada, nuestros conocimientos, adquiridos a lo largo de nuestra vida laboral, pueden seguir siendo utilizados. Toda mi vida he sido una firme defensora del voluntariado: creo que el trabajo altruista es una de las mejores cosas que se pueden hacer en la vida.

Por mi parte, voy a seguir siendo una persona activa, como voluntaria militante que soy, y me pongo a disposición de nuestra Alcaldesa para seguir colaborando con esta corporación.

Muchas gracias”

UA-72853402-1